Salkantay Trek a Machu Picchu
Perú

Salkantay Trek, camino a Machu Picchu

Primera jornada: lunes, 18 de julio de 2022

Después de cuatro jornadas de aclimatación en la ciudad de Cusco, capital del majestuoso Imperio Inca, comienzo el recorrido alternativo al Camino Inca que lleva a Machu Picchu. Es la caminata de 4 días conocida como el Salkantay Trek. Esta increíble ruta te llevará a la impresionante laguna Humantay, a la salvaje montaña Salkantay, bajando por el misterioso bosque nuboso y adentrándose en la selva peruana. Hoy comenzamos bien temprano la aventura. Me recogen de mi alojamiento en Cusco a las 4:00 a.m. Viajamos aproximadamente durante dos horas para tomar un desayuno rápido en Mollepata. Después de alimentarnos y descansar un poco, nos dirigimos durante una hora más hasta el punto de salida de la caminata, en Challacancha. Allí conocemos a los arrieros y cocineros que forman parte del equipo y hago una última revisión de mi mochila. Quedándome con lo imprescindible porque pueden llevarme hasta 5 kilos de equipaje.

Salkantay Trek
Salkantay Trek

Después comenzamos una caminata de unas tres horas, relativamente fácil, hasta Soraypampa (3.900 m), donde se encuentra nuestro primer campamento. A lo largo del trayecto, disfruto de hermosos glaciares y un valle profundo. También vemos un canal de agua, de la época inca, que nos sigue la mayor parte del recorrido y que los agricultores de la zona todavía lo usan en la actualidad. Este tramo tiene una longitud de 7 kilómetros. Las vistas, a pesas de la nubosidad, no dejan de ser impresionantes. En una de las paradas pruebo la hoja de coca, habitual en estos lares para paliar el mal de altura, el soroche. No tiene un sabor agradable aunque espero que haga su efecto. En la subida a Vinicunca no me hizo falta. Una vez en Soraypampa, nos instalamos en las cabañas de nuestro campamento. Disfrutamos del descanso y del primer almuerzo preparado por nuestros chefs.

Laguna Humantay en el Salkantay Trek

Después de almorzar y recobrar energías, comenzaremos nuestra caminata de la tarde hasta la laguna Humantay, a una altitud de 4.200 metros. Llamada también joya o gema de las montañas. Una vez que llegamos a la cima, comprendo perfectamente el motivo de su sobrenombre. El viaje de ida y vuelta dura unas dos horas y media a lo largo de 3 kilómetros. La distancia puede parecer corta, pero, debido a su gran altitud, es posible que te canses. Es necesario que vayas despacio y hagas las paradas que consideres necesarias. No hay prisa. Cuando llegas a la impresionante laguna, tienes tiempo de sobra para recuperar el aliento, disfrutar de un fantástico paisaje y contemplar sus aguas turquesas en contraste con el fondo del nevado, la montaña Humantay (5.910 m). Las vistas aquí son realmente como algo del país de los sueños. El agua, la montaña, los glaciares…

Salkantay Trek
Salkantay Trek
Laguna Humantay

El descenso hacia el campamento es mucho más relajado. Y con unas vistas del valle impresionantes. Cuando llego abajo tengo la suerte de contemplar la majestuosidad de la montaña Salkantay (6.271 m), que da nombre a esta caminata. Una vez que llegamos al campamento, tenemos tiempo de sobra para degustar una deliciosa cena mientras observamos la puesta de sol detrás de las montañas. Es difícil describir la energía de este lugar, siempre me ocurre cuando estoy en las montañas. Es una especie de relajación y de paz interior que me deja en un estado verdaderamente confortable. A continuación, llegará el momento de dirigirme a mi cabaña para pasar una buena noche de sueño y contemplar las estrellas. Eso si, bien abrigadito porque por la noche descienden las temperaturas considerablemente. Hemos terminado la primera jornada del Salkantay Trek a Machu Picchu.

La montaña Salkantay a mi espalda.

Segunda jornada: martes, 19 de julio de 2022

Al amanecer nos despiertan con una taza caliente de mate de coca. Luego, disfrutaremos de un nutritivo y delicioso desayuno antes de iniciar la caminata hacia el punto más alto de toda la ruta, el Abra Salkantay (4.630 m). Esta primera parte de la caminata es un ascenso difícil por un sendero sinuoso, dura aproximadamente tres horas y tiene una distancia de 7 kilómetros. Dejamos atrás el campamento en Soraypampa y la montaña Humantay con su hermosa laguna. El Salkantay Trek es duro pero se hace llevadero gracias a las impresionantes vistas que tenemos delante y detrás de nosotros. Lo que al principio de la jornada era un grupo grande y compacto, se ha ido desgranando a medida que subimos. Prácticamente caminamos ya en fila india, con mucha distancia entre unos y otros. Pero sigo sin padecer el tan temido mal de altura. El paisaje es estremecedor.

Montaña Salkantay

Un último esfuerzo antes de llegar al punto más alto de la jornada. Aquí es donde se advierte la dureza del Salkantay Trek. Primero dejamos atrás el lugar denominado Salkantaypampa, a 4.150 msnm. Y poco después pasamos por Soroyccocha, a 4.200 metros. Nos adelantan las mulas y los porteadores que cargan con nuestro equipaje. Mientras que nosotros vamos más ligeros con nuestra mochila poco pesada, en la que llevamos lo imprescindible para realizar la caminata. Hace un rato que hemos perdido en la lejanía los puntos minúsculos que señalaban nuestro campamento de anoche y cada vez tenemos más cerca la gran mole del Salkantay. A medida que ganamos altitud la nieve casi la tocamos y en los pequeños remansos de agua vemos la formación de hielo. A pesar del día soleado os recuerdo que estamos en invierno en Perú y las temperaturas, sobre todo por la noche, son bajas.

Salkantay Trek
Salkantay Trek

En lo más alto del Salkantay Trek

Estamos en la última rampa de subida de esta jornada. Una vez que llegas a la cima, puedes apreciar la vista más espectacular de los valles que rodean a la montaña Salkantay, ubicada en frente tuyo a 6.271 metros. Es considerada el segundo pico más alto de todo Cusco y es conocida como uno de los dioses incas llamados Apus. También disfrutarás de panorámicas increíbles de las montañas Humantay, Tucarhuay y Pumasillo. Todo un espectáculo. Llega el momento de una parada más larga en este lugar para disfrutar de la naturaleza y la montaña en su máximo esplendor. Sentado en una roca, con el chaquetón abrochado hasta arriba y mi mirada dirigida hacia la gran montaña, no pienso en nada más que en disfrutar del momento. Es magnífico. Una auténtica suerte poder estar disfrutando de esta maravilla. Es momento de agradecer a la vida el poder estar aquí.

Salkantay Trek
Salkantay Trek
Salkantay Trek

Después de haber contemplado las vistas y recuperado las energías, descenderemos en una caminata de 6 kilómetros por un sendero rocoso hasta nuestro lugar de almuerzo en Wayramachay (3.853 m). Este tramo muestra el rastro que dejó la avalancha de febrero de 2020. Una avalancha mixta de roca y hielo que se inició en la cara sur del nevado Salkantay, entre los 5.600 y los 5.400 metros de altitud. Se estima que cayeron unos 400 mil metros cúbicos y que algunos restos llegaron hasta Santa Teresa. En la parada de Wayramachay degustamos un delicioso almuerzo preparado por nuestro chef, disfrutando de los hermosos paisajes propios de la zona. Si tienes mucha necesidad de contactar con tus familiares, en uno de los puestos dispones de wifi, previo pago. Descansamos un ratito y una vez repuestos del todo proseguimos la marcha en este Salkantay Trek.

Cambia el paisaje en el Salkantay Trek

Retomamos la caminata para descender hacia el valle. Este tramo es de 8 kilómetros y nos tomará alrededor de tres horas realizarlo. A medida que vamos avanzando, nos damos cuenta que el clima cambia drásticamente por el “bosque nuboso”. Desde este punto nos despedimos de los picos nevados de las montañas y nos dirigimos a la selva amazónica peruana. En este lugar, se puede observar una impresionante vida silvestre única en la zona y muchos paisajes coloridos. Me resulta increíble que unas horas antes estuviera en medio de glaciares nevados, ya que en este lugar, el clima también se volverá mucho más cálido. Tanto es así que comenzamos a desprendernos de ropa y volvemos a la manga corta y al pantalón corto. También recurrimos de nuevo a embadurnarnos de protector solar. Más vale prevenir.

El día más largo del Salkantay Trek termina cuando llegamos a nuestro campamento, en Colpapampa. Una vez pasado Chaullay (2.900 m). Disfrutarás de una merecida y abundante cena antes de ir a descansar en tu cabaña. En este pequeño poblado podemos disfrutar también de otros «lujos». Una ducha, de agua fría, por diez soles. Y wifi sin límite de tiempo por otros diez soles. La verdad que ambas cosas hago uso de ellas, la primera por necesidad y la segunda por comunicar a la familia que me encuentro bien después de dos días sin noticias mías. Aprovecho aquí para saludar a los guías que tuvimos durante todo el Salkantay Trek y a los arrieros y cocineros. Una gente maravillosa, servicial y muy pendientes todo el rato de nuestra comodidad y seguridad. Muchas gracias por todo.

Chaullay
Con los guías a mi derecha y a mi izquierda, arriero y cocineros.

Tercera jornada: miércoles, 20 de julio de 2022

Hoy nos despiertan a las seis de la madrugada, de nuevo con un calentito té de coca. Para después tomar un nutritivo desayuno. Dejamos atrás el pequeño pueblo de Colpapampa y seguimos hasta el fondo de las montañas para cruzar al otro lado del valle. En este tramo tropical veremos cascadas, aves, árboles frutales, y distinta variedad de flora y fauna. Luego, continuamos nuestra caminata durante cinco horas por el impresionante valle de Santa Teresa hasta llegar a La Playa. En el sendero, podemos disfrutar del espectacular y exuberante paisaje rodeado de ríos, orquídeas silvestres y muchas plantaciones: café, plátano y paltas (o aguacates). Además, tenemos la oportunidad de saborear granadilla y maracuyá. Este paisaje nada tiene que ver con el que he visto en los dos días anteriores. Tenemos calor y pareciera que estamos en verano. Os recuerdo que en Perú en estas fechas es invierno.

Salkantay Trek

Cuando llegamos al lugar conocido como La Playa Sahuayaco, es el momento de disfrutar del último almuerzo preparado por nuestros cocineros. Mientras nos relajamos y disfrutamos del frescor de la zona. Después de descansar un momento, tomamos el transporte privado que nos llevará a la estación de tren en Hidroeléctrica. Desde allí, sigo caminando yo solo con uno de los guías a lo largo de las vías, rodeados de mucha vegetación y muy cerquita del río Urubamba. Hay que prestar mucha atención porque vamos literalmente por la vía. Y los trenes siguen circulando. No hay que despistarse ni un solo segundo. En algunos momentos el paseo llega a ser muy monótono aunque te vas animando si levantas la vista hacia tu derecha. Allí se divisa, en todo lo alto, el Wayna Pichu y nuestro destino de mañana: Machu Picchu. El objetivo final está muy cerca.

Salkantay Trek
Salkantay Trek

Llego al pueblo de Aguas Calientes

Después de tres horas de caminata por las vías del tren desde la Hidroeléctrica, llego a Aguas Calientes. Aguas Calientes, denominado Machu Picchu Pueblo para diferenciarla de la zona arqueológica, es la principal vía de acceso al santuario histórico de Machu Picchu. Una vez que llegamos allí nos acercan hasta nuestro hotel. Llega nuestro equipaje también y ya tengo todo preparado para poder salir a cenar. La cena es un restaurante del centro de esta localidad. Todavía da tiempo a dar un paseo por el pueblo. Uno de los lugares que más me han llamado la atención es el mercado de artesanos. Este mercado se encuentra a la derecha de la estación de tren. Allí puedes encontrar una gran diversidad de artesanías y utensilios como ropa de alpaca, pinturas, esculturas de madera, piedra, instrumentos musicales, máscaras, joyas de oro, plata y mucho más.

Salkantay Trek
Salkantay Trek

Después de comprar unos regalitos para mis chicas es hora de regresar al hotel a descansar. Mañana tendré que levantarme antes de que salga el sol para iniciar mi última aventura hacia el majestuoso Machu Picchu. La noche en el pequeño pueblo de Aguas Calientes es bulliciosa, muchísima gente por sus calles. Hay que tener en cuenta que ya se están registrando tantos visitantes a Machu Picchu como antes de la pandemia, cerca de 4.000 al día. Poco a poco se va volviendo a la normalidad aunque aseguran que después del invierno (verano en Europa) habrá una nueva oleada de contagios. Esperemos que no sea así y este maldito virus pase a la historia cuanto antes. Termino de dar un paseo por el pueblo y es hora de recogerme. Soy consciente de que, a pesar del cansancio, voy a dormir poco. El ansia de llegar a Machu Picchu es enorme.

Salkantay Trek
Salkantay Trek

Cuarta jornada: jueves, 21 de julio de 2022

Hoy es el día que he estado anhelando desde que comencé el Salkantay Trek. Visitaré una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Machu Picchu. Me levanto antes de que salga el sol y así evitar las grandes multitudes en la ciudadela inca. Disfrutando de mejor manera la suave luz de la mañana que cae sobre las enormes rocas. La entrada se abre a las 6:00 a.m. y quiero entrar cuanto antes. Desde Aguas Calientes, todavía sin que haya salido el sol, subo en autobús a la ciudadela. Muchas curvas antes de entrar y contemplar con asombro la increíble construcción. Una vez en el complejo, disfrutaré de un recorrido espectacular, visitando las partes más importantes: casas, templos, terrazas, campos de cultivo, entre otros. Realmente, quedo asombrado por el ingenio de los incas que hasta hoy, sigue siendo un misterio.

Salkantay Trek

En la antigua cultura, no existían herramientas modernas como el hierro o acero para trabajar. Los que construyeron la ciudad fueron unos genios al organizar esta comunidad de forma sostenible y hermosa en la ladera de una montaña. Llevando incluso el agua en canales y acueductos por sus calles para que sea utilizada por la gente. El 24 de julio de 1911, Hiram Bingham, un profesor estadounidense de historia, llega a Machu Picchu mientras buscaba Vilcabamba, la ciudad perdida de los incas. Bingham fue guiado por un arrendatario de tierras, Melchor Arteaga, y acompañado por un sargento de la guardia civil peruana de apellido Carrasco. Todo estaba casi irreconocible, cubierto de espesa vegetación y en estado de deterioro. Desde entonces, este sitio fue limpiado y restaurado; en la actualidad, está protegido por lo que es un tesoro para el mundo entero.

Salkantay Trek

El descubrimiento de una maravilla: Machu Picchu

Agustín Lizárraga fue un peruano proveniente de Cusco quien es considerado como el Descubridor Oficial del complejo arqueológico de Machu Picchu. Se sabe que en 1902 descubrió los restos de este lugar y que tuvo fallidos intentos de darlo conocer al mundo, pues no contó con el apoyo del gobierno de turno. Durante el recorrido de Hiram Bingham por el yacimiento, éste pudo leer en una de las paredes del Templo de las tres ventanas una inscripción hecha en carbón vegetal en la que decía «Lizárraga” y un año: 1902. Era la prueba de que mucho antes que él otras personas ya habían visitado el emplazamiento. Bingham quedó muy impresionado por lo que vio. Con auspicios de la Universidad de Yale, la National Geographic Society y el gobierno peruano comenzó inmediatamente el estudio científico del sitio. Dirigiendo trabajos arqueológicos en Machu Picchu de 1912 a 1915.

El conocimiento mundial de Machu Picchu se dio en 1913 con la publicación de un artículo en la revista de National Geographic. A partir de ese momento, Hiram Bingham pasó a la historia tras ser considerado como el Descubridor Científico de Machu Picchu. Pero ¿te habías preguntado alguna vez quién descubrió Machu Picchu? Todos hemos escuchado hablar de la increíble ciudadela de los incas, otros hemos tenido la suerte de conocerla. Sin embargo, muchos no saben sobre su enriquecedora historia y quién fue la primera persona en darla a conocer al mundo. En esta entrada espero haberos aclarado algo. Os doy las gracias por haberme acompañado por aquí a descubrir una maravilla: Machu Picchu. Os dejo ahora con el vídeo que realicé de esta visita. El audio es obra de mi amigo https://luisalbertocasado.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *