Islas Canarias

La Gomera, 10 lugares imprescindibles

En mi primer viaje a las Islas Canarias, en enero de 2022, me trasladé de Tenerife a La Gomera. Después de tres días en el sur de Tenerife, disfrutando de los acantilados de Los Gigantes y del barranco de Masca, entre otros lugares, decidí pasar otros tres días en la vecina isla gomera. Así que, desde Puerto de Santiago me trasladé a Los Cristianos en guagua. Cogí la línea 473 que me llevó al puerto de Los Cristianos y a las 8,45 estaba embarcando en un ferry de la naviera Armas. En apenas una hora llegué a San Cristóbal de La Gomera. Con apenas veinte mil habitantes, la isla ofrece 370 kilómetros cuadrados de encanto, historia y naturaleza. Sus playas vírgenes, senderos secretos y paisajes pintorescos de todos los colores lo convierten en un lugar en el que los mejores sueños se hacen realidad.

La Gomera
La Gomera vista desde los acantilados de Los Gigantes en Tenerife

Si quieres realizar un tour por la isla para ver todos estos lugares, picha en la imagen:

San Sebastián de La Gomera

Conocida como La Villa, San Sebastián de La Gomera es la capital y el epicentro de la isla. Aquí se encuentra el puerto donde Cristóbal Colón tocó tierra por última vez antes de su viaje al nuevo mundo. Verdaderamente es un entorno tranquilo y acogedor que hace sentirse como en casa, con la ventaja de estar en un clima cálido y rodeado por playas de aguas transparentes. Unos 9.000 habitantes viven aquí y es uno de los puntos históricos más importantes de La Gomera. Podemos visitar la casa donde se alojó Colón, ahora convertido en el museo Casa Colón. También se puede hacer una visita a la torre del Conde o a la iglesia de la Asunción. Un paseo desde el puerto hasta la avenida de los Descubridores, para llegar a la playa de San Sebastián, te ofrece unas vistas de la localidad maravillosas.

La Gomera
San Cristóbal de La Gomera

Pescante de Hermigua

Desde el puerto de San Sebastián, donde recojo mi coche de alquiler, me dirijo hacia el norte por la GM-1. En dirección al valle de Hermigua. Aunque las Islas Canarias sean ahora conocidas mundialmente por tener el mejor clima del mundo, Hermigua fue el primer lugar, a principios de siglo XX, reconocido como tal por científicos y meteorólogos de varios países. Uno de los lugares más conocidos de la zona es El Pescante, un antiguo embarcadero que fue el lugar de entrada y salida de todos los productos que La Gomera producía o compraba al exterior. Se terminó de edificar en 1908, aunque cayó en desuso a finales de los 50, con la construcción del puerto de San Sebastián. Ahora casi todo el mundo que visita esta isla se pasa por ese lugar para darse un baño en la piscina natural que allí existe.

Piscina natural en el Pescante de Hermigua

Mirador de Abrante

De Hermigua sigo por la carretera GM-1 hacia la localidad de Agulo. Un pueblo que por su belleza ha sido bautizado como “el bombón de La Gomera”. Y este calificativo hace justicia a lo que veo cuando paso por allí. Un rincón rural lleno de encanto que me deja un delicioso sabor de boca. Continúo mi ruta, dejando atrás el mirador de Agulo y llego al otro protagonista de la zona: el mirador de Abrante. Lamentablemente se encuentra cerrado pero eso no impide que disfrute de las espectaculares vistas que desde allí se tienen. En lo alto del risco en que se ubica, los visitantes no se asoman al precipicio, sino que ‘flotan’ sobre él. Del extremo del mirador sale un voladizo de siete metros de largo y suelo de cristal, que mantiene al que tenga el coraje de caminar sobre él como suspendido en el aire.

Espectacular vista de Tenerife desde el mirador de Abrante
La Gomera

Vallehermoso

En este itinerario por la GM-1 continúo hacia el municipio más extenso de la isla de La Gomera. Llego a Vallehermoso. Aunque antes de entrar al pueblo me detengo en su precioso mirador, al pie del Roque Cano. Las vistas vuelven a ser extraordinarias. Desde este punto se resume la esencia de esta isla rural de barrancos de verde intenso. Doy un paseo por el pueblo para descansar un rato del coche. Después de patear alguno de sus rincones vuelvo a conducir. Esta vez dejo la GM-1 y tomo la TF-712 que me lleva hasta la playa. Allí se encuentra el parque marítimo, cerrado en esta época del año, pero donde podrás disfrutar de un excelente baño en los meses estivales. También está el Castillo del Mar, una fortaleza medieval instalada frente al inmenso océano Atlántico. El único embarcadero de plátanos de toda Europa. Actualmente cerrado.

La Gomera
Vista del valle de Vallehermoso
La Gomera
Playa de Vallehermoso, a la izquierda se aprecia el Castillo del Mar

Monumento al Silbo Gomero

En mi ruta por la isla de La Gomera me dirijo hacia el oeste y antes de llegar a la costa me acerco un lugar muy interesante. En en el mirador de Igualero, municipio de Vallehermoso, se encuentra el Monumento al Silbo Gomero. ‘El árbol que silba’, obra del escultor José Darias, muestra la posición de las manos de un silbador mediante una figura de hierro que silba al horizonte (ver foto de cabecera). El lenguaje silbado, que adquirió sentido para comunicarse salvando los profundos abismos gomeros se ha transmitido de generación en generación hasta nuestros días. Hoy pervive gracias a un intenso trabajo de rescate y puesta en valor patrimonial, que comenzó con su enseñanza en las escuelas de la Isla y desembocó en la declaración del silbo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el 30 de septiembre de 2009, por la UNESCO.

Si quieres realizar un tour por la isla para ver todos estos lugares, picha en la imagen:

Monumento al Silbo Gomero y Fortaleza de Chipude

Fortaleza de Chipude

Dejo el espectacular mirador de Igualero y bajo por la carretera CV-17 hacia otro de los lugares imprescindibles de ver en esta isla. Es la Fortaleza de Chipude. Un monumento natural, único por su ubicación, sus vistas y sus remotos recuerdos, que prácticamente se puede observar desde cualquier punto de la parte sur de la isla. Una meseta casi perfecta que se eleva a 1.243 metros de altitud y a la que se puede acceder a través de un sendero que lleva a su cima. Allí arriba se han encontrado restos de refugios elaborados con piedras y restos de animales que se utilizaban para realizar rituales. Lo cual nos dice que la Fortaleza forma parte de uno de los puntos más importantes de la antigua religión aborigen. En la foto de arriba la podemos ver, desde el mirador de Igualero, donde se encuentra el monumento al Silbo Gomero.

Fortaleza de Chipude con la isla de El Hierro al fondo

Valle Gran Rey

Antes de adentrarme en la magia y la belleza del Parque Nacional de Garajonay, llego al lugar donde me voy a alojar en mi estancia en La Gomera. Llego a Valle Gran Rey. De nuevo en la GM-1, dejo atrás varios miradores con unas vistas espectaculares. El mirador de la Retama, el mirador de la Curva del Queso… me van a ir descubriendo el trabajo continuo de la erosión en esta isla. El resultado es la excavación de profundos barrancos y valles, auténticas dentelladas sobre la superficie de La Gomera: el que tengo ante mis ojos, el barranco de Valle Gran Rey, es, sin duda, uno de los más espectaculares. Este barranco desemboca en playas de arena negra y acompaña al viajero durante toda su estancia en esta localidad. Disfrutar de las playas y de una puesta de sol impresionante marcan el final de un relajante día en esta zona.

La Gomera
Valle Gran Rey
La Gomera
Puesta de sol en Valle Gran Rey con la isla de El Hierro de fondo

Alto de Garajonay

Después de desayunar en el hotel Gran Rey, mi alojamiento estos días en La Gomera, dirijo mis pasos hacia lo que, para mí, es la joya de esta isla: el Parque Nacional de Garajonay. Pero antes de adentrarme en esa maravilla y realizar una bonita senda, decido subir al punto más alto de la isla. Voy al alto de Garajonay. Con 1.487 metros es la mayor altitud que puedas encontrar en La Gomera. Puedes llegar allí desde el parking de El Contadero o desde el otro parking, el del cruce de Pajarito. Ambas subidas serán cortas pero algo empinadas, por lo que debes tener paciencia. Sin duda alguna, los amaneceres y los atardeceres desde este punto deben ser inolvidables. También tienes la posibilidad, en un día tan claro como en el que yo fui, de ver cuatro islas canarias a la vez: Tenerife, Gran Ganaria, La Palma y El Hierro.

La Gomera
Punto más alto de La Gomera

Roque de Agando

La Gomera está plagada de espectaculares miradores, de norte a sur y de este a oeste. Uno de los más impresionantes es el mirador de los Roques. Desde allí se observa una imagen imponente del Monumento Natural de Los Roques. Donde sobresale la gran mole rocosa del Roque de Agando. Este roque, como todos los de la isla, es lava solidificada en la chimenea volcánica. Al taponar el conducto de salida, es empujado hacia el exterior con lentitud, y da lugar a la formación de este soberbio pitón fonolítico. La erosión a lo largo de los años se encarga del resto. Este roque tiene una altitud de 1.251 metros y le acompañan otros tres roques: Ojila, Carmona y Zarcita. El Monumento Natural de Los Roques constituye un enclave de gran interés científico, tanto para los geólogos como para los botánicos. Otro lugar imprescindible en esta preciosa isla.

La Gomera
Roque de Agando

Parque Nacional de Garajonay

La joya por excelencia de la isla de La Gomera. Una zona protegida de 4.000 hectáreas de barrancos con arroyos y lomos escarpados. Que tiene como principal protagonista la laurisilva, abundante hace millones de años y ahora sólo presente en muy pocos lugares del mundo. Uno de ellos, las Islas Canarias, que junto con otros cuatro archipiélagos, forman el conjunto de la Macaronesia. Los bosques de árboles semejantes al laurel, frondosos y de un verde intenso, coronan el escarpado centro de la isla. Allá voy en un inolvidable sendero desde El Contadero hasta El Cedro. 4,8 kilómetros que atraviesan un bosque de laurisilva exuberante, casi mágico. Con un microclima de una increíble biodiversidad. No es de extrañar, con este escenario, que surjan leyendas que nos explican el significado de la palabra «Garajonay«. Una historia de amor entre la princesa Gara y el príncipe Jonay. Pero eso, otro día.

La Gomera

Indudablemente esta lista puede ser más larga. Habrá quien incluya en los 10 lugares imprescindibles de ver en La Gomera otros distintos. Falta uno en mi lista que, por desgracia, no pude visitar. Aunque el tiempo era buenísimo, con unos días de sol fantásticos, el océano no permitió que las embarcaciones salieran a la mar. Estoy hablando del Monumento Natural de Los Órganos, en la parte más septentrional de la isla, en el municipio de Vallehermoso. Objetivo pendiente en la próxima visita a La Gomera. Que espero sea muy pronto. De momento este viaje me ha dejado una huella imborrable. Imágenes que me han servido para realizar unos vídeos que espero y deseo os gusten. Aquí abajo os dejo uno de ellos: La Gomera, Reserva de la Biosfera. Agradezco un comentario y que te suscribas a mi canal. Gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.