Valle del Jerte

Las Nogaledas, un dédalo de gargantas

20 de marzo de 2019

Navaconcejo me espera esta mañana soleada, totalmente diferente a la jornada en la cascada del Caozo. Una luz inmensa que enaltece todavía más estos espectaculares paisajes. La ruta de las Nogaledas es un auténtico espectáculo para la vista. Las cascadas son de gran tamaño y con una fuerte caída, con varios brazos. La vegetación, formada por robles y alisos entre laderas de cerezo. Este recorrido es una de las joyas naturales más bonitas del valle del Jerte. La ruta es muy fácil, de apenas 5 km., está bien marcada y trazada, con pasarelas y escaleras naturales que la hacen muy cómoda. Esta preciosa ruta de senderismo es de recorrido circular, de dificultad baja, poco más de cuatro kilómetros, y una duración estimada de hora y media en su versión más sencilla. Puedes pinchar en la imagen del mapa de Google Maps para ubicarte.

Entre el intrincado laberinto de gargantas del valle, vertiendo en la margen derecha del río Jerte, nos encontramos con la Garganta de las Nogaleas. En la falda de los montes Traslasierra y concretamente en la ladera de la sierra de la Cabrera, en el término municipal de Navaconcejo. El sendero que me ha traído hasta aquí, el SL-CC 33 Garganta de las Nogaleas, es conocido como la Ruta de las Cascadas en el valle del Jerte. Albergando alguno de los parajes más impresionantes que nos depara este famosísimo valle. Un auténtico espectáculo para los sentidos. Cascadas de gran tamaño, con varios brazos y fuerte caída. Entre espesa vegetación típica de ribera, con chopos, fresnos y alisos. Junto a la sempiterna presencia de robles, castaños y los cerezos próximos en las fincas abancaladas para su cultivo.

Las Nogaledas, un espectáculo

Camino por un sendero perfectamente señalizado, sin pérdida. Con alguna zona de mayor pendiente. Y en este primer tramo me voy encontrando hasta cuatro cascadas con unas espectaculares caídas de agua. Tras superar la cuarta cascada, llego a una pista forestal, y a los pocos metros, justo al cruzar la garganta, a la derecha tienes la opción de subir hasta una quinta cascada. Opción que yo desisto de hacer puesto que es la primera ruta un poco complicada que hago desde que tengo la parálisis facial y con el equilibrio afectado me da miedo seguir subiendo. En la parte alta de la Garganta, se ha llevado a cabo una actuación, que por medio de una pasarela nos permite cruzar el curso de agua. Así nos acercamos a contemplar el salto de agua desde una perspectiva que nos sumerge, a veces literalmente, en la esencia viva de este valle.

La mejor época para disfrutar de la garganta y sus cascadas son las estaciones de invierno y primavera. Cuando el caudal de agua es más abundante, procedente del deshielo de las nieves de las altas cumbres. Y también de las generosas lluvias primaverales, que suelen ser copiosas en el valle del Jerte. Pero ésta y el resto de gargantas del valle, sólo necesitan de unos pocos días de lluvia consecutivos, para mostrarnos la espectacularidad de sus saltos de agua, con el ruido ensordecedor del agua contra el granito. La vuelta puede ser por donde hemos subido o por una pista forestal que nos lleva hasta Navaconcejo. Donde podremos disfrutar de la gastronomía del valle en cualquiera de sus numerosos restaurantes. Y en época del cerezo en flor disfrutaremos doblemente con las vistas del entorno totalmente blancas.

Las Nogaledas en vídeo

Para terminar, como siempre, el vídeo de esta jornada. Pero antes quiero plasmar aquí unas palabras de un periodista vasco, Nicanor Zuricaldy, que datan del año 1883: «Aquí entre los castaños y robles que se elevan con gruesos de ocho varas y alturas de sesenta; por las gargantas hondas las aguas se despeñan, en resonantes arpas y en cristalinas trenzas«. Sin duda alguna, esta frase nos puede dar una idea del valor y dimensión que tienen los saltos de agua en el valle del Jerte. Así que termino este artículo dejando aquí abajo la pequeña película que he realizado de Las Nogaledas. Espero que os guste y si es así, a suscribiros y dejad algún comentario. Se agradece. #diariodeandar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.