Cala Galdana

Cala Galdana se encuentra a 8 km al sur de Ferreries. Para ir a Cala Galdana en coche sólo hay un acceso y es desde esta población. Si venimos de Ciudadela tendremos que tomar la carretera de Cala Galdana a mano derecha por la rotonda que encontramos justo antes de entrar a Ferreries. Si venimos de la parte de Mahón tendremos que pasar de largo la población de Ferreries por la carretera general hasta encontrar, después de pasar un túnel, la rotonda de Cala Galdana. Una vez hayas bajado a la playa encontrarás más de un aparcamiento para dejar tu vehículo. Pero ten en cuenta que durante los meses de julio y agosto suelen estar abarrotados.

Una vez que aterriza el avión y recogemos el coche de alquiler, nos dirigimos a Binibeca. Preciosa aldea de pescadores, creada en el año 1972 como reclamo turístico, y que nos causa una agradable sorpresa. El vehículo, como siempre, a través de https://www.rentalcars.com/es/ . Con una empresa que resultó del todo fiable y no hubo ningún problema de devolución de fianza ni solicitud de daños. Dejamos Binibeca atrás y llegamos a Cala Galdana.

Cala Galdana es una de las mejores playas para niños de Menorca. Fácil acceso en coche, fina arena y aguas transparentes y poco profundas que la hacen una playa segura y agradable. Además, su estructura cerrada hace que no acostumbre a haber muchas olas, convirtiéndola en una piscina natural. Todo un lujo para toda la familia. Sin embargo, en días con vientos de componente sur puede que la playa no sea tan cómoda para el baño.

Cala Galdana es una playa donde encontrarás todo tipo de servicios. Están los típicos chiringuitos, hamacas y parasoles que ocupan buena parte de la playa. Y una completa oferta de actividades náuticas: alquiler de kayaks, un centro de buceo, alquiler de barcas a motor, excursiones en barco… En la zona urbanizada encontrarás todo tipo de alojamientos: grandes hoteles, apartamentos y apartahoteles. Nosotros elegimos el Ilunion Menorca y, la verdad, quedamos muy contentos. No faltan tampoco bares, restaurantes, discotecas, farmacia, supermercados, alquiler de coches, tiendas, etc. También tenemos la posibilidad de camping, que lo encontramos justo antes de llegar al pueblo, viniendo de Ferreries.

Cala Galdana tiene una playa grande pero al ser muy cerrada y estar enmarcada por altos acantilados queda muy protegida del oleaje. Sus aguas tranquilas y los pinos que hay sobre la misma arena blanca y fina la hacen una de las playas más conocidas y frecuentadas de Menorca, especialmente para un turismo muy familiar. Está asociada al torrente del barranco de Algendar, que actualmente está canalizado hacia un lado de la playa y se utiliza como puerto para embarcaciones pequeñas. Cala Galdana y su entorno es una joya natural que mucha gente mayor la recuerda como la mejor playa de Menorca, pero que la urbanización del litoral durante los años 70 desfiguró y estropeó notablemente.

Cala Galdana, emplazamiento de una gran belleza original, es hoy una de las playas urbanizadas más importantes de Menorca. Una playa muy turística donde ha crecido una gran urbanización a su alrededor que cuenta con todo tipo de servicios. Pero que desde cualquier punto donde nos asomemos, nos daremos cuenta de la preciosidad natural que el cemento y los grandes hoteles han desfigurado y dañado. Si quieres disfrutar de más imágenes, echa un vistazo al vídeo que he puesto más abajo.

Pero la gran ventaja de Cala Galdana es la cercanía de tres calas realmente espectaculares. A las que nos podemos acercar a pie, y olvidarnos por unos días de cualquier tipo de vehículo. Cala Galdana es el inicio y el final de dos etapas del Camí de Cavalls que nos llevarán a las playas vírgenes más conocidas de la costa sur. Hacia el este Cala Mitjana, a 1,3 Km con un paseo muy cómodo y a la que llegaremos en menos de una hora. De Cala Galdana a Cala Macarella hay unos dos kilómetros y tardaremos poco más de una hora, admirando el paisaje al borde del mar. Y, por último, también hacia el oeste, tenemos Cala en Turqueta, la más lejana. Allí estaremos en dos horas y media después de caminar algo más de 6 kilómetros.