Senda Pirenaica Etapa 5: Hiriberri – Ochagavía

Senda Pirenaica. Etapa 5.
Senda Pirenaica. Etapa 5

Viernes, 20 de julio de 2018

Una nueva jornada en la Senda Pirenaica, etapa 5 en la que no veo el azul del cielo. Atrás dejo la Casa Rural Aguerre. Me dirijo a la parte alta del pueblo. Donde sale una senda en dirección norte, entre prados, hacia la sierra de Berrendi. Justo antes de incorporarme a un camino paso un abrevadero. Lo sigo a la derecha hasta donde acaba para dar paso a un sendero que asciende. La tranquilidad es inmensa. A pesar del respeto que te infunde el paseo en solitario.

Cerca, a la izquierda, queda la cima de Berrendi (1351m). El GR11 gira a la derecha y sigue entre el bosque. Próximo al borde de la sierra. La niebla tiene todo cubierto. En la zona con más vegetación me empapo los pies. No se ve más allá de 50 metros. Es una pena. Las vistas desde allí arriba deben ser espectaculares. Después del Portillo de Martxate la senda sale a terreno despejado, donde se enlaza con una pista que me lleva al Paso Tapla (1.367m). Atravesado por una pequeña carretera que une Ochagavía con las Casas de Irati.

Empapado bajo la niebla en la Senda Pirenaica Etapa 5

Realmente no ha habido lluvia. Pero la niebla ha sido muy espesa. Durante más de 14 kilómetros andar ha sido muy duro. Los pies totalmente mojados. Era absurdo cambiarme porque volvía a mojarme. El paso por densas zonas de helecho fue lo peor. El rocío de las hojas me empapaba completamente. Menos mal a la ropa impermeable. Pero llega un momento en el que ya te da igual. Mientras que nada duela, hay que seguir adelante. Ya aparecerá el sol.

Pincha en esta imagen si eres chica
Pincha en esta imagen si eres chico

La senda sube hacia Idorrokia (1.492m), lo deja a la izquierda. Sigue por la parte alta de la sierra de Abodi, entre prados, hasta el vértice geodésico de Abodi Occidental o Harrizabala (1.496m). Lo dejo atrás y continúo hasta el Paso de las Alforjas (1.440m). Allí me encuentro con grupo de chavales. Media docena de inexpertos senderistas. Sin GPS, sin ropa adecuada y sin conocimiento del terreno. Por la tarde me entero de que tuvieron que salir a buscarles desde Hiriberri. Se habían perdido. En la montaña, cualquier prevención es poca.

Por fin aparece el sol Senda Pirenaica Etapa 5

El GR11 abandona la parte alta de la sierra. Ahora desciendo por terreno herboso, a media ladera, por la vertiente sur de la sierra. La niebla va quedando atrás y empieza a despejarse el horizonte. El senderillo discurre sobre el límite del bosque. Hasta que al llegar a un cordal gira al sur y desciende de manera rotunda en busca de una pista. La sigo a la izquierda (E), aunque no tardo en abandonarla. Para bajar por sendas hasta dar con otra pista que sigo en dirección sur, subida, por una loma que se prolonga hasta el santuario de Muskilda. Antes atravieso la carretera que sube desde Ochagavía. A estas alturas ya estoy extenuado. Guarda tus mejores imágenes en esta tarjeta, pincha y podrás adquirirla a buen precio.

Merece la pena una parada en este santuario. Y tomar un respiro antes de afrontar la corta pero muy empinada bajada hasta Ochagavía. Terreno muy pedregoso que después de la dura etapa de hoy termina por destrozarme las piernas. Mi deseo es llegar lo antes posible al Hostal Orialde, donde pernoctaré hoy (55€, desayuno incluido). Ya veremos si mañana puedo seguir.

Los mejores mapas

La primera lesión en esta Senda Pirenaica

Como digo anteriormente, la tremenda bajada hasta Ochagavía me deja muy tocado. Y el error de sentarme a comer nada más llegar sin estirar ni recuperar, me deja la pierna derecha dañada. El pequeño músculo que tenemos detrás de la rodilla ha dicho basta, es el poplíteo. La tarde la paso en reposo y con hielo. Me pienso en hacer la etapa de mañana o descansar en Isaba. Espero acontecimientos.

Para terminar, y como siempre, os dejo el pequeño vídeo de la jornada de hoy, Senda Pirenaica etapa 5. La más dura de momento en esta senda pirenaica. Hay que decir que tanto la Etapa 3 como la Etapa 4, han sido duras por lo largas que fueron. La jornada de hoy, un poco más corta, ha tenido la dureza de la climatología. Me hace pensar si mañana tomaré la salida o no. Veremos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.