Senda Pirenaica. Etapa 26: Arinsal – Encamp

Domingo, 22 de agosto de 2021

Esta etapa 26 de mi Senda Pirenaica transcurre en su totalidad por tierras andorranas. Tengo que decir desde un principio que no tiene la espectacularidad de la etapa anterior, pero en su defecto pude disfrutar de varias localidades del principado por las que pasé. Parto de Arinsal hacia Mas de Ribafeta. En un kilómetro y medio, menos de media hora, y todo por el asfalto de la carretera, llego al inicio del camí del coll de les Cases. Este rato me ha servido de calentamiento para la corta pero exigente subida que tengo por delante. La senda sube muy empinada y sin descanso hasta el mismo puerto. La mayor parte del camino atraviesa un pinar de pino silvestre, uno de los más abundantes del Principado. Si tenemos suerte podremos ver algún corzo o alguna ardilla antes de llegar a la parte de arriba.

La bajada desde el coll de les Cases hasta Arans también es empinada y a la vez rápida. En un hora escasa estaremos allí. Cruzo la carretera y salgo de Arans en dirección oeste por el Carrer de la Font. Paso por el pont d’Arans sobre el río Valira del Nord y sigo un camino paralelo al río. Poco antes de llegar a La Cortinada, el GR11 vuelve a cruzar el río y sale a la carretera, la sigo 300 metros hasta llegar a la iglesia de Sant Martí de La Cortinada. Un poco más adelante paro a desayunar. Me quedo con ganas de conocer los secretos de este pueblo, situado en la parroquia de Ordino, ¡una de las más importantes en cuanto a patrimonio museístico y monumental de Andorra! Pero el sendero me llama. Dejo atrás esta localidad por el Carrer del Solá, adentrándome en el bosque.

Toda una jornada por tierras andorranas

Continúo mi Senda Pirenaica en esta etapa 26. Llego al collet de les Planes, un prado con magnificas vistas sobre el valle del Valira del Nord. Voy avanzando camino hacia el objetivo más alto de esta jornada. Sigo a media ladera, paso el riu de Sornàs y camino por el bosque del Becet. La senda desciende a continuación y sigue por terreno quebrado hasta salir a una pista que baja a Ordino. La sigo durante un kilómetro, hasta que llego a un desvío donde un poste junto a un árbol me indica: 2 horas al coll d’Ordino. Aquí comienza la subida más larga del día. Antes del susto que me llevo al toparme con la carretera CS-240 paso por el merendero y la fuente de la Navina. Los coches pasan a toda velocidad por el asfalto que cruzo corriendo, para llegar a la Taula del coll d’Ordino, a 1980 metros.

Sigo durante un rato por terreno despejado hasta adentrarme de lleno otra vez en un pinar. Ya en dirección sur durante algunos minutos hasta que comienza la bajada definitiva que me llevará a Encamp. Poco antes de llegar a esta localidad andorrana el sendero me lleva a la izquierda. Directamente a la ermita de Sant Romà de les Bons, una iglesia, dedicada a San Román, de origen románico, con una nave rectangular única con ábside semicircular de estilo lombardo. En su interior se conserva la mesa de altar de piedra, reproducciones de las pinturas románicas del Maestro de Santa Coloma (s. XII) que representan la visión apocalíptica de San Juan y pinturas de tradición gótica con iconografía de San Pedro (s. XVI). Es el final de otra bonita etapa en esta Senda Pirenaica. Os dejo las últimas imágenes y el vídeo de la jornada.