Etapa 3 del Camino de Santiago: Zubiri – Pamplona

Plano y perfil de la etapa 3 del Camino de Santiago. De Zubiri a Pamplona.

En esta etapa 3, a partir de Zubiri el río Arga va a encauzar la peregrinación hacia Pamplona. La carretera nacional ocupa la parte inferior del valle, mientras que la traza, recuperando algunos viejos tramos e inventando otros donde se ha perdido toda referencia histórica, se encarama a media ladera sobre la margen izquierda. Navarra vuelve a mostrar lo más bello de sus interioridades: bosques de hayas y pinos, helechos, hiedras y pueblos sacados de otro tiempo. Desde Larrasoaña a Arre no hay muchos servicios, lo que obliga a ir bien avituallado.

Itinerario de la etapa 3.

Existe una nueva variante por el paseo fluvial, un carril bici y peatonal a lo largo del río Arga que lleva directo desde Irotz al puente de la Magdalena, en Pamplona. No es el Camino oficial de Santiago, pero es todo llano y muy agradable. Además, pasa por el nuevo albergue municipal de Huarte, donde se puede hacer noche. Los que opten por el trazado oficial llegarán al puente de Arre, donde está el albergue de los padres reparadores, y luego tendrán que salvar la larga travesía urbana de Villava y Burlada.

miércoles, 20 de julio de 2016

Etapa 3

Estamos en la etapa 3. Zubiri (el pueblo del puente en euskera) es la capital del valle. Su nombre se relaciona con el puente gótico denominado «de la rabia». Existía la creencia de que los animales que daban una vuelta alrededor de los estribos del mismo sanaban de tal enfermedad. Dicen también que en uno de esos pilares del puente se encuentran enterradas las reliquias de Santa Quiteria. Además, algunos aseguran que podría tratarse del mítico «Puente del Paraíso». Salgo de Zubiri bien tempranito y cruzando el emblemático puente de la Rabia tomo de nuevo la senda jacobea. Tras rodear una enorme fábrica a la salida del pueblo, me dirijo a Ilarratz. A los 5 kilómetros llego a Larrasoaña, pueblo en el que algunos peregrinos terminaron la etapa 2 de ayer. Eso que me ahorré pero que ahora tengo que caminar.

Etapa 3

Ahora atravieso el río Arga por el puente de los Bandidos, el nombre es muy descriptivo. Parece ser que era un lugar ideal para que los bandidos aprovecharan la ocasión de asaltar a los incautos peregrinos o comerciantes. Partiendo del puente, siempre por la margen izquierda del río Arga, una carreterita nos lleva, en subida, hasta Akerreta. En el pueblo cogemos una senda adornada de setos, siguiendo la cual cruzaremos otra carretera de acceso a la localidad. El camino en esta etapa 3 se interna en un pinar de pino silvestre. Luego desciende por un tramo de camino empedrado, hasta la orilla del río Arga. La vereda, estrecha pero agradable, nos lleva hasta la localidad de Zuriain, a la que llegamos tras cruzar el río por un puente.

Pincha en la imagen si eres chica
Pincha en la imagen si eres chico

A las puertas de Pamplona en la etapa 3

Después de un pequeño descanso, avanzo hacia la capital navarra y las poblaciones que me encuentro son cada vez más grandes: Villava, Burlada… Salvamos la Ronda Este (carretera de circunvalación de Pamplona) por una pista paralela a esta vía bordeamos el monte Miravalles. Desde el punto más alto, una carreterita baja directamente hasta la ermita de la Trinidad de Arre, a la que llegamos tras cruzar el río Ultzama.

El camino recorre la calle Mayor de Villava. Continúa por Burlada hasta cruzar la N-121 y sigue por el «Camino de Burlada», con paseo arbolado al principio y luego por la acera junto a la estrecha carretera hasta alcanzar el puente medieval de la Magdalena sobre el río Arga. Aquí nos abre las puertas de Pamplona. Ya no queda nada. Llego en esta etapa 3 a la primera gran urbe del Camino de Santiago: Pamplona. Capital de Navarra que me recibe por el famoso puente, hoy sin mucho calor porque las nubes nos protegen del sol.

A disfrutar de la capital navarra en la etapa 3

La simplicidad de lo natural, es parte de la grandeza del Camino. Lo que lo hace adictivo. Una magia que se pierde cuando el peregrino tiene que atravesar cualquiera de las cinco capitales de provincia por las que pasa la ruta jacobea, con sus ruidos, su bullicio y su desprecio al caminante. Aún así, Pamplona es la que hace más dulce, más llevadera, esa transición entre lo místico y lo terreno.

Etapa 3

Lo más destacable de hoy: nada más llegar al hotel en el que me quedaré hoy, el Hotel Eslava, en recepción me dicen que tengo un envío para mí. Eres grande Manu. MUCHÍSIMAS GRACIAS. La noche en este hotel me sale por 44€, desayuno incluido. Si quieres otro tipo de alojamiento más económico aquí te dejo unos enlaces:

Después de la ducha, el masaje en las piernas y la reparación de los pies, salgo a dar un pequeño paseo. Voy por las calles pamplonicas y me paso por los bares de la zona centro para probar las ricas y famosas tapas que allí tienen. Es la otra cara del Camino de Santiago, de la que también hay que disfrutar.

Antes de terminar e irme ya a dormir, os dejo la peli con unas cuantas imágenes de la jornada de hoy:

4 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.