Senda Pirenaica. Etapa 19: Conangles – La Restanca

Miércoles, 21 de julio de 2021

Sigo en la Senda Pirenaica etapa 19 y vuelvo a asombrarme con las maravillas que veo hoy. Vuelve a ser una etapa corta pero nada sencilla. El camino transcurre en su mayoría por senda. La señalización es buena salvo en el último tramo de subida a la Restanca. Tengo que decir que a lo largo del camino hay varios riachuelos y estanys (lagos o ibones) en los que podemos coger agua. El GR11 acaba de entrar en Cataluña y ya se quedará aquí hasta el final, en el cap de Creus. Salvo el paréntesis de las dos etapas en Andorra. Un total de 419 kilómetros en unas 20-24 etapas. Podría decirse que estamos en la mitad de la travesía que cruza los Pirineos desde el mar Cantábrico hasta el mar Mediterráneo. Así que sigo adelante.

Hoy la Senda Pirenaica sigue el camino que lleva al refugio de Conangles en dirección norte, a través del abetar de Conangles. Al cabo de un kilómetro salgo a terreno despejado, paso junto a una gravera y cruzo un riachuelo. Poco a poco voy dejando atrás el valle de Barravés, paralelo a la N-230 en dirección al túnel de Vielha. Continúo unos 400 metros hasta llegar a un cruce señalizado con un poste de madera donde se enlaza con la Alta Ruta Pirenaica (sin señalizar). Así que allí sigo a la derecha, remontando el valle de Conangles, hasta que hacia unos 1.900 metros de altitud, la senda gira a la izquierda (dirección norte) para ascender en un duro zig-zag camino del port de Rius. Las vistas hacia atrás son espectaculares. Es increíble todo lo que hemos bajado y sudido en las últimas etapas. Pero las fuerzas permanecen intactas.

Senda Pirenaica. Etapa 19

Hacia el refugio de la Restanca

Sigo en esta Senda Pirenaica Etapa 19 hacia el estany de Rius. Por lo que las vistas son otra vez de ensueño. Bordeo el lago por la izquierda disfrutando de un silencio asombroso, solamente perturbado por los pasos de los caminantes. A partir de aquí comienzo a bajar el barranco de Rius, siempre con el Plan de Rius al fondo del todo. La bajada es cómoda y con muchos riachuelos donde podemos abastecernos de agua. Así que voy disfrutando de las vistas de las montañas en este día tan soleado. La ruta principal del GR11 baja hasta la cabaña de Rius que se ve en la primera imagen de esta entrada. Y continúa por el valle de Rius hasta el Plan de Nera. Para enlazar al día siguiente en Colomers a través del port de Ribereta. La que sigo por el refugio de la Restanca es la variante GR11.18.

Cuando llego al fondo del valle abandono la senda que se dirige a la cabaña de Rius y sigo a la derecha, por una senda a media ladera. Esta variante es la que se denomina GR11.18 y que se introduce en el bosque. Aquí el terreno se endurece y se vuelve algo confuso. Ya que la señalización en las rocas queda oculta por la vegetación. En algunos momentos tuve que tirar del GPS. Una buena referencia son los postes del cableado eléctrico que lleva la luz hasta el refugio de la Restanca. Después de un duro repecho, con mucho calor y la hierba hasta la rodilla, diviso entusiasmado la presa y el refugio. He terminado otra espectacular etapa en el valle de Arán. Es hora de disfrutar del descanso y del vídeo que he realizado de esta jornada.