Preámbulo de la aventura en la Senda Pirenaica

Cuando terminé el año pasado el Camino de Santiago llegué a la capital gallega totalmente emocionado. Entrando en la plaza del Obradoiro estuve a punto de derramar alguna lágrima por haber conseguido el objetivo que me había planteado el año anterior. Después de aquello, vuelvo con un nuevo reto. Igual de largo pero que supone mayor esfuerzo aún. No sólo por la enfermedad que llevo arrastrando desde hace ocho meses, sino porque el terreno es más complicado de transitar. Estoy hablando de la Senda Pirenaica. Atravesar los Pirineos desde el mar Cantábrico al mar Mediterráneo. 800 kilómetros de caminata que me dispongo a realizar este verano, ¿podré hacerlo? Comienzo así este preámbulo.

Preámbulo

Y no lo voy a hacer sólo por una superación personal. También lo hago para colaborar con Save the Children. Una Organización No Gubernamental que trabaja cada día para asegurar que todos los niños sobrevivan, aprendan y estén protegidos frente a la violencia. Para ello he creado un reto en el que se puede colaborar con la cantidad que buenamente puedas. Sólo tienes que acceder al enlace pinchando en esta imagen:

Preámbulo

Hablando de solidaridad en el preámbulo

Creo que los que tenemos la suerte de poder viajar y conocer sitios nuevos, algo que para mí es un sueño, tenemos en nuestras manos a la vez el poder ayudar con el medio ambiente y con los demás. En este preámbulo quiero decir que este es mi granito de arena para hacer que aquellos a los que más debemos cuidar, no sufran la barbarie de los que están obligados a defenderlos siempre. Ya queda menos para comenzar esta formidable aventura y tengo que reconocer que estoy algo nervioso. No todos los días te propones cruzar los Pirineos de un lado a otro. ¿Seré capaz de llevar este reto hasta el final, hasta el mar Mediterráneo?

Mapa del GR11 y el GR10. Preámbulo

La cordillera de los Pirineos es todo un bastión. Una frontera natural, que se yergue majestuosa al borde norte de la Península Ibérica. Entre España, Andorra y Francia, atravesando esta cadena montañosa en algo más de 400 kms. Desde el mar Cantábrico (Cabo Higuer) al Oeste, hasta el mar Mediterráneo (Cabo de Creus) al Este. Sin duda alguna una bonita aventura que estoy dispuesto a comenzar en este mismo momento, con esta etapa que es una especie de preámbulo.

Los Pirineos, frontera natural. Preámbulo

Senda Pirenaica o GR 11

La Senda Pirenaica (GR11) recorre esta frontera natural en un viaje en el que el senderista disfrutará de la naturaleza indomable de esta cordillera. Se bañará en la cultura de estos pueblos. Se fascinará por sus leyendas e historias. Pero lo que es más importante después de este preámbulo: descubrirá día a día, etapa tras etapa, emociones, experiencias, momentos compartidos haciendo camino, al cobijo de refugios. El GR11 es un sendero de Gran Recorrido que cruza en unos 800 kilómetros todo el Pirineo, desde el mar Cantábrico al mar Mediterráneo. Es una ruta que se encuentra señalizada en casi su totalidad por marcas blancas y rojas. Sus etapas discurren generalmente entre pueblos, refugios o albergues. Por lo que la logística del trekking es sencilla.

No pasa nada si ya has hecho antes alguna ruta de varios días como el Camino de Santiago. Puede ser una buena referencia decir en este preámbulo para saber qué tal llevas caminar varias horas durante varios días. Pero ¡cuidado!, en este terreno, una distancia de 20 kilómetros puede llevarte 8 horas. Ten en cuenta que no encontrarás caminos tan buenos ni tan llanos. También necesitarás en alguna ocasión el GPS (a veces se pierde la cobertura) y unos buenos mapas. La mejor guía en ese sentido, aquí la dejo:

La mejor guía

Para la realización de esta senda he navegado mucho por internet, como siempre. Y me quedo con la web travesiapirenaica.com y su enlace al GR11. Donde se explica muy bien todo lo necesario para realizar esta aventura. Con unos mapas precisos y explicación de cada etapa de manera clara y concisa. De esta manera vuelvo a recordar aquella cita que me encontré hace tiempo. Los viajes se disfrutan tres veces: cuando los sueñas (o planificas), cuando los vives y cuando los recuerdas (editar el blog y los vídeos).

Domingo, 15 de julio de 2018

En el día de hoy he llegado a Irún procedente de Madrid en tren. Salí de la estación de Chamartín a las 8 de la mañana y he llegado a tierras vascas a la hora de comer. Un viaje muy cómodo y que se ha hecho muy relajado, todo lo contrario de lo que me espero en los próximos días.

Preámbulo

Antes de acercarme al cabo de Higuer dejo mis cosas en el alojamiento donde me voy a quedar esta primera noche, es la Pensión Lizaso. Que con un precio de 60€ la noche y sin desayuno, me parece un poco cara para lo normalita que es. Pero bueno, eso es lo que me costó. ¿Cómo llego al cabo Higuer? Muy sencillo. En el paseo Colón que está al lado de la pensión, hay una parada del E25. El único autobús que me puede llevar hasta Hondarribia. Dejo el horario aquí debajo.

Preámbulo

Cojo el autobús y en diez minutos estoy en el destino. Una vez he llegado a la playa de Hondarribia, sigo el paseo Ramón Iribarren en dirección oeste. Paso los muelles del puerto. Sigo por la carretera que asciende hacia el faro dejando a la derecha el Castillo de San Telmo. Justo después del castillo, antes de una curva de herradura, abadono la carretera para seguir por una senda marcada como GR-121. En media hora alcanzo el faro de Higuer. Lugar que podemos considerar como el inicio de la ruta.

El mar Cantábrico en el preámbulo

En esta última foto no quiero irme de allí sin tocar el agua del mar Cantábrico. Espero volverme a hacer una foto parecida en el mar Mediterráneo. Ojalá tenga fuerzas para ello y lo pueda repetir en el otro mar. Regreso de nuevo a Hondarribia por el itinerario descrito anteriormente. Pero en lugar de volver, esta vez andando, por donde me trajo el autobús, me propongo atravesar el casco histórico. En lugar de seguir el paseo junto a la bahía que se suele indicar en la mayoría de publicaciones. Este recorrido por el centro no es más largo y merece la pena. Así pues, de vuelta en Hondarribia, continuaremos dejando a la izquierda su playa (hondartza en euskera) y el puerto deportivo hasta toparnos con la desembocadura del río Bidasoa.

Giramos a la derecha y seguimos junto a la bahía de Txingudi. Dejando a la derecha una zona deportiva (campos de fútbol y pistas de atletismo), hasta llegar al inicio del paseo Butrón. Nos dirigimos al barrio de pescadores en busca de las casas típicas de la calle San Pedro. La seguimos hasta el final, hasta llegar a una rotonda (Plaza de San Kristobal). Seguiremos de frente a la derecha por la segunda salida, calle Javier Ugarte. Más adelante giramos a la derecha -cuesta arriba- por la calle Santiago de Compostela. Continuamos la ruta turística atravesando la Plaza de Guipúzcoa, luego la calle Harategi y después a la izquierda por la calle San Nicolás. Hasta llegar a la Plaza de Armas (parador turístico). Desde aquí bajar por la calle Mayor y salir del casco histórico por la Puerta de Santa María.

Dirección Irún

Para continuar hacia Irún, giramos a la derecha al cruzar la puerta y seguimos por la calle Minasoroeta hasta una gran rotonda junto a un supermercado. Salgo de la rotonda por la salida sur, carretera GI-3440, y la abandono inmediatamente para continuar por la calle Santa Engracia. Que seguiré hasta dar con la carretera N-638, junto al aeropuerto. Continúo dirección sur hasta justo después de pasar un puente sobre un río (canal Amuteko), donde la abandono para seguir a la izquierda-recto por la GI-2134 que me deja en Irún.

Pincha en esta imagen si eres chica
Pincha en esta imagen si eres chico

Aquí termina este pequeño preámbulo que me ahorra para mañana unos 8 kilómetros, que no está nada mal. Las etapas van a ser duras y si vamos acortando ya alguna, mucho mejor. Por lo tanto…
… la aventura acaba de empezar.
Veremos mañana qué ocurre porque las predicciones del tiempo en la web de Aemet dan fuertes tormentas desde primera hora y puede que tenga que retrasar la salida. Espero acontecimientos.

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.