Etapa 6: Estella – Los Arcos

sábado, 23 de julio de 2016

La etapa, según el perfil que he puesto, termina en Torres del Río, pero yo la finalizo en Los Arcos. Depende de la guía que consultes, el final es en una localidad u otra. El caso es que mañana tendré más kilómetros hasta Logroño. De frente, por las calles la Rúa, San Nicolás y Camino de Logroño, partimos por los rincones que dieron vida a Estella. Poblada por francos gracias al Fuero otorgado por el rey Sancho Ramírez en el 1090. Entre la Rúa y San Nicolás, encontramos a un lado el Palacio de los Reyes de Navarra, del siglo XII y fachada porticada. Al otro la moderna escalinata que conduce a San Pedro de la Rúa, iglesia de bella portada y mejor claustro que parece vencer las leyes de la gravedad. Se sale a la calle de Zalatambor y seguimos de frente tras la rotonda.

Salgo de Estella y en apenas dos kilómetros estoy en Ayegui. Me dirijo hacia la famosa fuente del Vino y el monasterio de Irache. La pila mana agua y también vino desde 1991. El aviso al peregrino de las cualidades de este vino queda reflejado en la primera imagen de las que vienen a continuación.

Dejo atrás el monasterio. Llego a un punto donde se presentan dos opciones para seguir: la primera, más boscosa y de frente, va por las laderas de Montejurra y pasa por Luquin. La segunda, a la derecha, es la tradicional y visita Azqueta y Villamayor de Monjardín. Ésta es la que yo sigo, ya que ambas variantes se juntan antes de Los Arcos y no quiero abandonar el histórico camino francés.

Cerca de los 10 kilómetros ya he llegado a Villamayor de Monjardín, famosa por su bodega y sus viñedos. Arriba, en la cumbre, se hallan los restos del castillo de San Esteban de Deyo. Villamayor también es famosa por su bodega. Son sus propios viñedos los que se encargan de guiarnos por el valle que un día fue conocido como San Esteban de la Solana. Sigo mi camino y pocas cosas más que destacar hasta mi llegada a Los Arcos aproximadamente una hora y media después.

Esta mañana ha sido una mañana de reencuentro. Con mis amigos, los 4 maestros malagueños (dos jubilados y otros dos cerca). Desde Zubiri no les veía, allí comimos juntos, pasamos la tarde y compartimos alojamiento. Una alegría volver a charlar con ellos. Aunque hoy terminaban en Torres del Río y finalizaban su aventura mañana, en Logroño, por lo que no creo que vuelva a verles. Hasta siempre maestros.

Pensando en mi pequeña MARÍA. Parroquia de Santa María de los Arcos. Su portada plateresca del siglo XVI es uno de los mejores ejemplos del renacimiento navarro. Va por ti princesa. Os echo mucho de menos.

Al ahorrarme cerca de 8 kilómetros hoy, tengo más tiempo para disfrutar a la llegada. Dejo mi mochila. Ducha rápida en la Pensión Los Arcos (45€ la noche y un sitio muy recomendable). Me como un buen bocata y me voy paseando hasta el circuito de Navarra, que está a un par de kilómetros. Un circuito que se inauguró en el año 2010 y costó 50 millones de euros. Os dejo los enlaces de los albergues en esta localidad:

Más imágenes del circuito y de esta etapa en la película que os dejo a continuación:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.