Etapa 29: Portomarín – Palas de Rei

Sábado, 22 de julio de 2017

Santiago está a tiro de piedra y eso se nota ya en las piernas. No porque vayan muy pesadas y cargadas de tantos kilómetros (que también) sino porque sentir el final de la ruta cerca hace que a veces parezca que vas volando. Esta etapa ha sido más larga que las tres anteriores y también un poco más sosa y aburrida. Aparte de que nos ha vuelto a acompañar la niebla, el orvallo y en algún rato la lluvia, lo cual para las fechas en las que estamos no deja de ser un alivio. Con los buenos recuerdos de la tarde de ayer en Portomarín y con las imágenes de esa localidad tan bonita todavía en mi retina, he partido más tarde que otros días hacia Palas de Rei.

Al lado de mi apellido.

Dejamos atrás Gonzar y Castromaior y avanzamos hacia Hospital da Cruz y Ventas de Narón. Medio kilómetro más abajo, a mano derecha, se encuentra Os Lameiros, con el pazo y la capilla de San Marcos. A doscientos metros, junto al Camino, se alza el célebre crucero de Lameiros. Es de doble cara y fue colocado en 1670. En un lado está representada la imagen de Cristo y en la otra la Virgen de los Dolores. En la base podemos distinguir unas tenazas, una corona de espinas y una calavera, referentes al calvario de Jesús. Hemos llegado al kilómetro 16 de la jornada de hoy.

A media mañana recibo la invitación del programa de Radio Marca, Paralelo20, para que vaya a contarles mi aventura en el Camino de Santiago. Acepto encantado, como no podía ser de otra manera. Muchas gracias.

Mensaje del programa de radio Paralelo 20.

Entre preciosos paseos como los de las fotos de arriba han transcurrido algunos momentos de esta Etapa 29. En la que como me ha ocurrido desde que en Sarria comenzó su peregrinaje en busca de la Compostela un montón de personas, me he encontrado casi totalmente solo cuando iba caminando pero rodeado de numerosos peregrinos cuando he parado a descansar o tomar un bocadillo. Lo cual puede indicar que cuando caminamos vamos buscando un poco la interioridad de cada uno de nosotros y de las personas con las que vamos. Y que cuando nos detenemos vamos buscando de nuevo esa relación con la sociedad a la que pertenecemos.

El anillo de Ultreia.

Todavía tenemos que atravesar Ligonde, Airexe, Portos y Lestedo antes de llegar a la meta: Palas de Rei. Allí dejé el coche hace unos días para volver a por él en un par de jornadas. Poco más que añadir hoy, impaciente ya por la inminente llegada al final de esta aventura y con ganas de descansar de la caminata de esta mañana. Os dejo con un pequeño vídeo. Hasta luego.

Y cuando todo parecía que terminaba aquí por hoy y ya me disponía a echarme la siesta en mi alojamiento (en la Pensión Plaza, 25€ sin desayuno) aparecieron los gaiteiros y se lió una buena. En la siguiente foto aparezco con Josu, Borja y los chavales de Zaragoza y La Rioja. En el vídeo salen los chicos haciendo una conga con la música de los gaiteiros, hoy había varios grupos de músicos gallegos que tenían una «foliada«. Estuvo bien.

A continuación los enlaces a los albergues en Palas de Rei:

Grupo en Palas de Rei.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.