Etapa 28 del Camino de Santiago: Sarria – Portomarín

Etapa 28 del Camino de Santiago
Etapa 28

Varios detalles de interés alivian esta etapa 28 del Camino de Santiago. El que más gratifica al peregrino se encuentra en la cuneta de una humilde carretera local entre Brea y Ferreiros, frente a una hilera de robles. Es el mítico kilómetro 100, cuyo mojón, por obra y gracia de los incultos de turno, se ha afeado por numerosas pintadas, lo cual no quita para que a partir de este punto la distancia a Santiago se mida con dos guarismos. Con todo el efecto multiplicador sobre la resistencia y la fe del caminante que este hecho conlleva. La jornada es también un plácido deambular hasta Portomarín, importante villa medieval, trasladada forzosamente por culpa de un pantano. Es la cara más desconocida de Galicia, vedada a quien utilice un vehículo distinto al pedestre. La cadena de aldeas por las que se pasa es puro espejismo.

Perfil de la Etapa 28 del Camino de Santiago

No defrauda para nada esta etapa 28 del Camino de Santiago. Al igual que las dos anteriores. Ni al primerizo que comienza ahora a dar sus primeros pasos ni al experimentado peregrino que, al igual que un servidor, llevamos etapas de todo tipo. La de hoy ofrece numerosas aldeas de varios concellos gallegos. Ninguna gran población desde el inicio hasta el final. Buenos ejemplos del románico tras atravesar pistas vecinales asfaltadas, sendas y corredores rurales, puentes medievales, pasarelas rústicas… Se nota que estamos en Galicia, es una auténtica maravilla. A continuación os dejo las dos guías que he seguido para completar mi Camino, además de la web de la Guía Consumer de Eroski. Son dos libros estupendos que deberías tener si te lanzas a la aventura de hacer la ruta jacobea. Te van a gustar, seguro.

Viernes, 21 de julio de 2017

Esta Etapa 28 del Camino de Santiago de mi caminar por la ruta jacobea, es para una gran mayoría de peregrinos su primera jornada. Sarria está muy cerquita de los míticos y últimos cien kilómetros. La distancia mínima que hay que recorrer a pie para ganar la tan ansiada Compostela. Para un buen porcentaje de caminantes, la rúa Maior de Sarria es el kilómetro 0 de su peregrinación a la capital gallega. A primeras horas del día y, sobre todo, en los meses estivales, la calle daría para realizar una estadística más que fiable sobre las edades, razas, nacionalidades y vestimenta de los peregrinos que se dirigen a Santiago. Salgo por el puente medieval de Áspera, de cuatro arcos, para emprender después una senda mágica, laberinto de pinos y hayas. Que transcurre por un robledal y por corredoiras misteriosas, siempre hacia el oeste por antiguas calzadas.

Etapa 28 del Camino de Santiago
Puente medieval de Áspera

Rápidamente dejo atrás As Paredes y Vilei y comienzo a ver hórreos de planta rectangular, de piedra y madera, y que tienen tallados dibujos a modo de talismanes protectores. Una arcaica y mágica costumbre de los pueblos ganaderos. Por frondosos robledales y castañares avanzo en esta etapa 28 del Camino de Santiago. Enseguida llego a Barbadelo, una pequeña aldea que es antiguo asentamiento celta. Enclave mágico marcado por cultos a la tierra madre, guarda en su iglesia parroquial diversos secretos y misterios. Estaba avisado de que a partir de Sarria el número de caminantes aumentaba, pero la verdad es que no he notado en exceso la «muchedumbre» de la que me habían hablado y que había leído en algunos sitios. Cierto es que hay más gente, pero se nota a la llegada a los lugares de descanso o de pernoctación. El sendero es largo y estamos repartidos.

Etapa 28 del Camino de Santiago
Hórreo

Aumento de peregrinos en la etapa 28 del Camino de Santiago

Tras dejar atrás Peruscallo y Cortiñas sigo avanzando en dirección al río Miño. Entre muros de piedra y castaños alcanzo Brea para llegar, primero al falso mojón de los 100 y unos metros más adelante al verdadero. Coronado de piedras y bañado en graffiti. Bastaría comenzar a pie en este punto para obtener la Compostela pero la peregrinación no es un certificado. El destino es el propio Camino. Aunque bien cierto es que el ánimo remonta cuando divisas esa mítica cifra, que indica que ya sólo faltan cien kilómetros para pisar la plaza del Obradoiro. Pasada la aldea y tras el solitario caserío de Morgade, aparece una pequeña ermita de piedra, donde los peregrinos suelen dejar mensajes. Sigo caminando y dejo a un lado el antiguo Ferrere de Manier, hoy Ferreiros, feudo de los monjes herreros de Samos, cuya huella encontraremos en la iglesia románica.

Kilómetro casi 100

Sin duda alguna se siente algo especial por estos senderos. La inminente llegada al objetivo final hace que cada paso al frente sea más emocionante. Vamos dejando atrás cientos de kilómetros, un montón de lugares impresionantes, paisajes espectaculares y gente maravillosa. Galicia tiene la virtud de engancharte con su magia. En cada rincón aparece algo peculiar, misterioso, interesante… Es el momento de disfrutar del Camino con todos los sentidos, tranquila y pausadamente. Y pensar en el hechizo de las meigas. Galicia es una tierra mágica. De mitos y leyendas, pociones y brebajes, conjuros y hechizos y, sobre todo, de bruxas meigas. Porque, como todo el mundo sabe, las meigas habelas, hailas. El folclore gallego tiene su propio corpus mitológico: un conjunto de tradiciones, leyendas y creencias más o menos relacionados, basadas en una cultura con elementos religiosos y místicos.

Etapa 28 del Camino de Santiago
Meiga en el balcón

Menos de 100 kilómetros para llegar a Santiago

En la primera parada que hice en esta etapa 28 para descansar, y mientras me comía un apetecible bocadillo de bacon con queso, me senté enfrente de este precioso árbol que está debajo de estas líneas. Espectacular. Las raíces se adentraban en la roca, podéis verlo en el vídeo que he puesto al final de esta entrada como resumen de la jornada de hoy. ¿Nombre? Un carballo. Si la cultura popular gallega eligió un árbol como símbolo ese es, sin duda, el carballo, un hecho que relaciona Galicia con otras culturas atlánticas y europeas. Las leyendas, el cancionerio popular, el refranero e incluso su uso en la lengua atestiguan la importancia del roble en el imaginario popular gallego y en su patrimonio inmaterial, en el que la toponimia tiene un lugar destacado. El carballo, Quercus Robur o roble común, es un árbol de gran porte y muy robusto.

Etapa 28 del Camino de Santiago
Carballo

Mirallos, Pena, Moimentos, Mercadoiro y A Parrocha: caseríos y aldeas ganaderas que surgen en nuestro itinerario por el valle del Miño. Antes de alcanzar la templaria villa de Portomarín. Un brusco descenso nos acerca ya hasta el río Miño. El puente, de más de 350 metros de longitud, nos lleva hasta el Portomarín de fachadas blancas y tejados grises. Unas de las mejores vistas de la ruta jacobea, las que observo desde el puente nuevo que cruza el río Miño de orilla a orilla. La entrada al pueblo se hace por uno de los arcos del viejo puente romano-medieval, reconstruido para asentar una escalinata y colocar una pequeña capilla (foto de cabecera de esta entrada). Subimos por ella y pasando el Centro Virtual de Información al Peregrino nos dirigimos hasta el centro del pueblo.

Cruzando el río Miño

Portomarín en esta etapa 28 del Camino de Santiago

Ya en el centro, me encuentro con el templo-fortaleza de san Juan, hoy de san Nicolás. Construido en el siglo XIII, perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén. Fue reedificado piedra por piedra en el lugar actual debido a la construcción del embalse de Belesar. Dicen que no fue reconstruida según los canones tradicionales, orientado el ábside a Jerusalén, con lo que la iglesia resultó alterada. A pesar de ello, el templo, de transición entre el románico y el gótico, mantiene su bella factura y su sobrio y majestuoso interior, que alberga una fuerza, una energía especial. Consta de una nave con cinco tramos cubiertos de bóveda de crucería y de cañón apuntado. Las torres presentan remate almenado. Allí me hago algunas fotos con mis jóvenes amigos Josu y Borja. Llevamos juntos desde O Cebreiro y espero llegar con ellos hasta Santiago de Compostela.

El pueblo que lleva mi mismo apellido tiene una curiosa historia que todo peregrino cuando hace balance de los pueblos que ha visitado siempre recuerda. Portomarín fue un importante lugar de paso en el medievo. Tuvo hospital y un sólido puente sobre el Miño, destruido por doña Urraca en su intento por frenar el avance de las tropas de su marido, Alfonso el Batallador, y vuelto a levantar en 1120. Durante largos siglos el puente permitió cruzar el río y potenció el desarrollo de la urbe peregrina, hasta que en 1929 se construyó uno nuevo apoyado sobre su base. El pueblo estaba formado por dos burgos, el de san Nicolás y el de san Pedro, cada uno en una orilla del Miño. Pero en 1944, al construirse el embalse de Belesar, la antigua Puente Miña quedó sumergida en el agua. Se construyó entonces la moderna ciudad que existe hoy.

Amigos en el Camino

El motivo por el que inicié el Camino de Santiago todos los que me conocen lo saben y lo describo al comienzo de este diariodeandar. Pero uno de los alicientes que tiene esta ruta a diferencia de otras es la cantidad y variedad de personas que conoces. Esta tarde, y después de la misa que hubo en la iglesia de san Nicolás, un buen y numeroso grupo de peregrinos nos hicimos unas fotos. Por lo que a esto le llamo yo uno de los momentos del Camino, sin duda alguna un rato de alegría y alborozo que a todos los caminantes nos hace sentirnos mucho mejor. Después de la reunión cada mochuelo a su olivo a descansar. Unos al albergue, otros al camping y otros, como yo, a nuestro hotel. Haciendo honor a mi profesión esta noche me alojo en la Casa do Maestro, por 60€ el alojamiento.

Etapa 28

Albergues y la peli de la jornada

Os dejo a continuación los enlaces a los albergues en Portomarín y, para terminar, la peli de esta etapa 28. Ya con un poquito de imágenes en 4K, alta resolución para el Camino de Santiago. Espero que os guste. Si es así, por favor, un comentario en el canal de Youtube y suscribirse. Muchas gracias y Buen Camino.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.