Etapa 24: Ponferrada – Villafranca del Bierzo

Etapa 24

La hoya sobre la que se asienta El Bierzo mide unos 60 kilómetros de largo. Queda cercada por la cordillera Cantábrica, los montes gallegos y los montes Aquilanos. Esto ha hecho de El Bierzo una comarca rica y singular, con características diferentes al resto de León, entre ellas un microclima más benévolo. El Camino la cruza en su totalidad, desde Ponferrada, en un borde, hasta el otro extremo, donde Villafranca del Bierzo abre ya las puertas a Galicia. A la salida de Ponferrada en esta etapa 24 el Camino no sigue el viejo trazado de la N-VI. Sino que evita zonas industriales desviándose al noroeste por dos pequeñas localidades, Columbrianos y Fuentes Nuevas. El asfalto volverá a dejarse notar después de Cacabelos. Sin embargo, la entrada a Villafranca por la famosa puerta del Perdón de su iglesia de Santiago recompensa el esfuerzo.

Etapa 24

Sábado, 15 de abril de 2017

Entro de lleno en esta etapa 24 en El Bierzo, no tengo que atravesar Ponferrada porque ya lo hice en la etapa de ayer, por lo que me ahorro unos kilómetros en la de hoy. Llego a Columbrianos y Fuentes Nuevas, donde un crucero recibe el Camino a la entrada. Se cruza por la calle Real, donde vuelven a verse, como ocurría en Columbrianos, buenos ejemplos de arquitectura berciana. Todo el atractivo se guarda para el final, en la preciosa localidad de Villafranca del Bierzo. Las fotos que dejo son las pocas que me han llamado la atención: un cruceiro en mitad del paseo, la señal de 200 kilómetros para Santiago poco antes de llegar a Cacabelos y la flecha en dirección a… ¿deseado camino para algunos?

Etapa 24

Voy dejando atrás Ponferrada en la etapa 24

Dejamos atrás Columbrianos y Fuentes Nuevas y llegamos a Camponayara, pueblo grande y sin ningún encanto que se salva por su calle-carretera, por la que continuamos. Ponemos fin a esta población de servicios de 4.200 habitantes junto a una cooperativa de vino y un área de descanso, por una pista de gravilla alcanzamos la autovía A-6, que sorteamos por un paso elevado. Siendo el tramo que comienza el más relajado de la jornada hasta que llegamos a nuestro destino.

Estoy ya en Cacabelos. La calle de los Peregrinos cruza a lo largo de este agradable enclave a orillas del río Cúa y que citan la mayoría de las guías medievales: Carcavellus (Aymeric, en el Codex Calixtinus), Kacafellos (Herman Künig) y Cacavelos (Domenico Laffi). La ruta primitiva pasaba, como la actual, junto a la ermita de San Roque, donde se alzaba un hospital de caminantes. A la salida, tras cruzar un puente de piedra sobre el río Cúa, aparece el santuario de la Virgen de las Angustias, de fachada barroca, donde se conserva una imagen del Niño jugando a las cartas con san Antonio de Padua. En él se ha instalado el original albergue de peregrinos.

Por un camino de gravilla, apodado de La Virgen, pasamos junto al estudio de escultura Arturo Nogueira. Por donde afrontamos una fuerte subida que da paso a varios toboganes hasta las primeras casas de Villafranca del Bierzo. He llegado a mi destino, ya queda menos para el objetivo final,y cada kilómetro que avanzo me hace sentirme mejor. Sin duda alguna la realización del Camino de Santiago es algo que todo el mundo debería hacer alguna vez en su vida. Así que, ya sabéis, a animarse, la aventura os espera.

Villafranca del Bierzo

Termino esta etapa 24 con algunas imágenes de la llegada a las 11,30 a Villafranca y de la peli de hoy. Tenía que llegar antes de la una porque a esa hora salía el autobús hacia Astorga (si, hacia atrás) para ir a recoger el coche y dejarlo al final de la etapa de mañana, la última de este pequeño inciso en la ruta jacobea. Así que volví en autobús al inicio de mi pequeña aventura de cuatro días, dejé el coche en O Cebreiro, una pareja me llevó en su furgoneta a Piedrafita para volver a coger el autobús de vuelta a Villafranca y al hostal. Vaya lío, ¿eh? Esta noche duermo en el Hostal Restaurante Méndez, por 35€ más desayuno. Más albergues:

Y termina esta etapa 24

Nada más entrar, el peregrino se encuentra con la solitaria iglesia de Santiago, de estilo románico lombardo, y su magnífica portada del Perdón; un privilegio del papa Calixto III concedía a los peregrinos enfermos o impedidos que pasaban por esta puerta la misma indulgencia y favores que hubieran obtenido llegando a Santiago. Para defender el paso estratégico hacia el alto del Cebreiro, los marqueses de Villafranca mandaron construir un castillo con cuatro torreones circulares que hoy es propiedad privada del compositor y director de orquesta Cristóbal Halffter.

Etapa 24
Etapa 24
Pincha en esta imagen si eres chica
Pincha en esta imagen si eres chico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.