Etapa 14: Hontanas – Boadilla del Camino

domingo, 21 de agosto de 2016

Sin duda alguna esta ha sido una de las etapas que más me han gustado desde que empecé en Saint Jean. Aunque ha sido también larga ha tenido de todo. Un camino llano y aburrido, a excepción de la cuesta de Mostelares, que fue la última tachuela antes de entrar en la monótona Tierra de Campos. Unos atractivos muy variados: primero, el puente Fitero sobre el Pisuerga; segundo, el rollo jurisdiccional de Boadilla. Y, tercero, el regalo a la entrada de Castrojeriz de uno de sus más preciados tesoros. Fiel al trazado que ha mantenido durante siglos, la carretera sigue pasando bajo la arcada gótica del antiguo convento de San Antón, adonde llego en poco más de una hora.

Traspaso el arco de triunfo que semeja el esqueleto del convento y abordo la recta de más de dos kilómetros que me planta en Castrojeriz. Última villa burgalesa en el Camino de Santiago. Se esparce en forma de media luna a las faldas de un cerro que domina un primitivo castillo.

Salimos de Castrojeriz para afrontar la subida al Teso de Mostelares. Hito geográfico y recuerdo imborrable de la peregrinación a Compostela. El acusado repecho comienza metros después de franquear el río Odrilla por un puente de madera. Para más adelante, en un kilómetro y trescientos metros, superar un desnivel de 140 metros. Desde los 777 subimos hasta los 917 metros, lo que conlleva un 11% de pendiente media. En el alto nos recibe un geométrico humilladero.

Aún con la respiración entrecortada, atravesamos la planicie de Mostelares para descubrir paulatinamente el inabarcable paisaje de Tierra de Campos, conocida también por el sobrenombre de granero de España. Y acto seguido al puente Fitero o de la Mula sobre el río Pisuerga. Aquí se acaba Burgos y empieza Palencia.

Una explanada brutal de verdes, dorados y ocres nos separan aún de nuestro destino, al que conseguimos llegar tras una tirada final de cuatro kilómetros. A pesar de ser una localidad pequeña, Boadilla cuenta con varios albergues donde pernoctar. Junto a la iglesia de la Asunción destaca un ornamentado rollo jurisdiccional gótico de gran porte, donde se ajusticiaba a los reos. Éste que aparece en la foto es uno de los mejor conservados del patrimonio castellano y es de visita obligada.

Esta noche he cenado, en el alojamiento donde me quedo, (Hotel En el Camino, 35€ la noche) con el pintor catalán Joan Bueno Casadesus, que está realizando unos trabajos en esta localidad y nos ha permitido fotografiar alguna de sus obras. Es un personaje realmente extraordinario y nos ha hecho muy amena la velada.

A continuación dejo los enlaces de los albergues en esta localidad y la pequeña peli que hice de esta etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.