Etapa 13: Burgos – Hontanas

Mapa de la jornada de Burgos a Hontanas.

sábado, 20 de agosto de 2016

Pensaba que hasta el año que viene no iba a decir «saliendo de Burgos» pero esta mañana lo dije. Y es que el Camino te llama. Si lo empiezas ya no lo puedes dejar. Hoy comienzo la segunda parte de esta aventura, espero que sea tan enriquecedora como las anteriores etapas. Dejar atrás la viva ciudad de la catedral en pos de la despoblada meseta es un ejercicio arriesgado, pero no hay marcha atrás. Como viajando en una máquina del tiempo, el peregrino del siglo XXI se interna en la sobria Castilla en compañía de su sombra y su esfuerzo. Descubriendo paisajes y pueblos casi medievales que otorgan al Camino esa leyenda que ha fraguado desde su origen.

Me ahorro un par de kilómetros hoy porque mi alojamiento está al lado del Monasterio de las Huelgas. Atravieso el parque de El Parral, y salgo directamente a la N-120, junto a la estatua en homenaje al peregrino (foto de arriba). Tomando a pocos metros la calle de Villadiego. Ya estoy de nuevo en la ruta jacobea que me lleva a Santiago de Compostela. Día nublado y poco calor. La jornada de hoy se divide en dos mitades bien diferenciadas. La primera, hasta Rabé de las Calzadas, resulta un ameno paseo por el valle del Arlanzón. Tras esta localidad los pasos me adentran definitivamente en las soledades castellanas. Apenas un anticipo de lo que se avecina en etapas venideras.

Nubes a lo lejos.

La imagen que viene debajo de este párrafo estaba en un pilar de un pedazo de puente de la autovía que une Burgos con León. Aparece la palabra «ultreya«, que había oído hablar de ella pero que hasta hoy no la había visto por ningún lado. Pincha en la palabra si quieres saber más cosas.

Ultreia

Pasado Rabé de las Calzadas llego a Hornillos del Camino. Población amoldada al Camino con una calle principal de paso orientada de este a oeste. Allí paro un ratillo y tomo un refrigerio, el calor ha comenzado. Kilómetros y kilómetros de monótono camino que te da para pensar en mil y una cosas. Pero que en mi caso todavía no me hacen llegar a la espiritualidad que la ruta jacobea merece. Después de 31 kilómetros, y deseando ver Hontanas en lontananza, este pequeño pero precioso pueblo aparece casi como de la nada delante de mis narices, agazapado y oculto. He llegado.

Torre

Lástima que mañana haya que madrugar. Porque Víctor (de Zaragoza) y yo nos habríamos quedado a la fiesta de los 60 y los 70 que montaron en la piscina de Hontanas. Amenizada por la famosa DJ burgalesa Doctora Ye-Yé. Digno de mi sección «El otro camino». Ahora ya es buen momento para irnos a descansar a nuestro alojamiento de hoy, la Casa Rural El Descanso (35€ la noche). Os dejo con los enlaces de albergues de la localidad y con la peli de esta etapa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.