Parque Nacional Torres del Paine

Parque Nacional Torres del Paine

La primera parada en mi primer viaje al continente americano fue Santiago de Chile y estaba realmente emocionado por haber cruzado el charco por primera vez en mi vida y no estar nada cansado del vuelo desde Madrid. Así que no me supuso mucho trastorno tener que coger un segundo vuelo en Santiago para ir a Punta Arenas, al sur de Chile. Por lo que seguía disfrutando del viaje como un niños pequeño. Sin duda alguna es lo que tiene viajar y, sobre todo, cuando es hasta casi el fin del mundo. El objetivo no era otro que realizar el circuito W en el Parque Nacional Torres del Paine. Aquí debajo tenéis todas las etapas, por si alguien quiere realizar esta maravillosa aventura en el fin del mundo:

Seis días me esperan por delante en los que pretendo disfrutar de estos maravillosos paisajes y donde me agradaría encontrar un tiempo aceptable, aunque ya me han dicho que en la Patagonia puedes tener las cuatro estaciones en el mismo día. En fin, a ver si mi pacto con el sol sigue funcionando y tengo suerte. Eso si, el viento es algo de lo que no voy a prescindir, una frase típica que define esta tierra patagónica es: viento, mucho viento.
Si buscas un lugar especial para practicar trekking en Chile, debes visitar el Parque Nacional Torres del Paine. El circuito W, de unos 60 kilómetros de longitud, entrega la oportunidad de vivir una experiencia única, ya que está rodeado de una belleza natural tan hermosa que el mismo parque se ha vuelto famoso en todo el planeta. El lugar fue elegido la octava maravilla del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.