Menorca

La UNESCO declaró Menorca como reserva de biosfera el 8 de octubre de 1993. Sin duda alguna atendiendo al alto grado de compatibilidad conseguido entre el desarrollo de las actividades económicas, el consumo de recursos y la conservación de un patrimonio y de un paisaje que ha mantenido, y sigue manteniendo hoy, una calidad excepcional. Menorca es un territorio , con un paisaje rural tradicional muy rico. Aloja una notable diversidad de hábitats mediterráneos. En los que viven especies de animales y plantas exclusivos en la isla, algunas de ellas en peligro de extinción. Alrededor del mundo hay más de 400 reservas de biosfera donde se experimenta con el concepto del desarrollo sostenible. Son lugares en los que la actividad humana se desarrolla de forma compatible con la conservación de los recursos naturales y del patrimonio cultural. Menorca forma parte de la Red Española de Reservas de Biosfera y mantiene contactos con otras reservas de biosfera adscritas en el Programa Hombre y Biosfera (Programa MaB) de la UNESCO. Menorca tiene una extensión de 702 kilómetros cuadrados y 216 kilómetros de costa. La distancia máxima entre dos puntos es de 47 kilómetros, entre Ciutadella y Maó. La costa de Sant Lluís, en el extremo oriental de la isla, es el primer punto de España donde sale el sol. Geológicamente la isla se divide en dos mitades simétricas pero muy diferentes. Por un lado, el norte. Con una costa agreste y desigual, de escasa vegetación y muy accidentada, con numerosos islotes y playas de arena rojiza u oscura. Y el sur, formado por roca calcárea y que es plano. De suaves acantilados, barrancos esculpidos por el agua y calas de arena blanca rodeadas de pinos. La máxima elevación de la isla es el monte Toro, de 357 metros.

  • Nadando en aguas cristalinas.
    Menorca

    Binibeca

    Sosegada y apacible, Menorca, en las Islas Baleares, es un oasis natural único. Lleno de contrastes por descubrir. Un auténtico paraíso bañado por el mar Mediterráneo que te seducirá por…